Nuestra Historia

La Hacienda San Martín Caballero fue adquirida en 1985 como resultado del amor a primera vista que nuestros padres Claudio y Nelly Rocha sintieron la primera vez que visitaron el Valle de Guadalupe. Para nosotros, se convirtió en nuestro jardín, un lugar donde jugar y explorar. Pero para ellos, significaba expandir su legado. Durante muchos años, nuestra propiedad funcionó principalmente como rancho ganadero y granja. Fue mucho tiempo después que se presentaría la oportunidad de transformar nuestra tierra en un viñedo.

En 2008, nuestro padre cruzó camino con Rogelio Morales, quien en ese momento trabajaba como Gerente de Bodega y Asistente de Enólogo de Spring Mountain Winery en Napa Valley, CA. Su amistad creció rápido y poco después su familia visitó nuestra casa en Valle de Guadalupe. Rogelio sorprendido del inmenso potencial que ofrecía el terroir, nos ofreció su mentoría si decidíamos algún día embarcar en la industria del vino. Con esa oferta y siendo una familia de emprendedores, no hubo mucho que pensar. 

Viñas de la ERRE nació en el 2010 abriendo oficialmente sus puertas en el 2014. Hoy en día, ofrecemos a nuestros clientes un producto distintivo debido a nuestro meticuloso proceso de vinificación y embotellado. Esto solo puede lograrse gracias a nuestro increíble trío compuesto por el viticultor Ernesto I. Rocha, el enólogo mentor Rogelio y nuestro propio padre como gerente de viñedos. En sinergia, ellos logran mantener nuestro viñedo, cosechar a mano y controlar la fermentación, la crianza en barrica y el embotellado. Hoy en día, nuestros vinos son reconocidos a nivel nacional e internacional por su alta calidad, atrayendo la atención de sommeliers de todo el mundo.

Nuestra fiel representación de amor, familia y Valle de Guadalupe se logra degustar en cada uno de nuestros vinos. Te invitamos a conocer Viñas de la ERRE, te prometemos una experiencia de vino sin igual rodeada de momentos inolvidables.

Sinceramente,

Familia Erre

Sigue nuestraHistoria